lunes, julio 10, 2006

Two of Us Riding Nowhere...

El sello Lennon/McCartney


A lo largo de la historia de la música Rock han habido muchas parejas artísticas ( en el sentido musical ) que han logrado el éxito. Ya sean los dos compositores o solo uno de ellos, muchas veces el éxito de un grupo se ha creado gracias a la union entre dos personalidades distintas, muy distintas o extremadamente distintas.

Un ejemplo de parejas que han gozado de mucho éxito son Simon & Garfunkel; la unión de sus voces ha sido su secreto y la union de su talento también. Paul Simon era el compositor, suyas eran las letras y las melodias y estaba dotado de una buena voz que le permitia explotar su vena folk, pero su compañero Art Garfunkel estaba dotado de una voz más aguda que calaba mas entre sus fans y ademas su físico correspondia mas con aquello que cantaban.

Otra pareja famosa en esto del Rock han sido la formación Jagger/Richards de la banda que de momento esta abarcando casi toda la historia del Rock, los Rolling Stones. La verdad es por muy fan de los Beatles que yo sea no voy a criticar en absoluto a los Rolling Stones, es más los admiro. Lo que me sorprende más es que hayan durado tanto ( ya mas de 40 años!), y como defienden su Rock auténtico aun ( por mucho que Richards se caiga de los cocoteros). Personalmente admiro mucho más su imagen y lo que han representado que sus canciones. Si comparamos las composiciones de Jagger/Richards con las de Lennon/McCartney veremos que las composiciones de los de Liverpool llegan muchisimo más, tienen mas variedad y a mi gusto tienen muchisima mas calidad.

Si vamos acercandonos mas en el tiempo encontraremos a la dupla Morrissey/Marr líderes del gran grupo de los 80 The Smiths. Este grupo es el ejemplo de como dos personas triunfan con una plena cooperacion entre ambos. Morrissey aportaba el carisma, la polémica, las letras y en resumen la imagen del grupo, con quien se identifican los fans. Marr aportaba la música, la melodia, el ritmo todo aquello que hicieron los Smiths un grupo mítico.

Pero hablar de la pareja Lennon/McCartney es hablar del éxito, de la cima creativa que puede haber entre dos personas; primero cooperando juntos y después rivalizando para hacer buenas canciones. La cooperacion es muy clara sobretodo en los principios, cuando lanzaban hits como I Want to Hold Your Hand, From Me to you o She Loves you. Posteriormente tambien se ayudarian juntando partes de canciones como en A Day in the Life o We Can Work it Out. Pero aunque no cooperasen intentaban hacer mejores canciones que el otro, como admitiria posteriormente habian canciones que sacaban para rivalizar con otras echas por el amigo/rival. Lennon era soñador, experimental, directo, emocional, rockero pero dulce cuando queria... era el corazon de los Beatles. Paul McCartney era el perfeccionista, melódico, su música es mas popular ( que no por ello menos buena), sabia la formula del éxito.

Poco a poco a lo largo de la historia de los Beatles sus pesonalidades chocaron hasta la separación del grupo...

Creo que Lennon/McCartney han sido los compositores más universales de la historia. Las letras de sus canciones han abarcado todos los estados de ánimo, también han abarcado multitud de estilos y han sido enormemente influyentes para la sociedad (occidental sobretodo). Nos puede caer mejor uno o el otro pero la verdad es que de la unión de las dos salieron muchas de las mejores melodias nunca echas...

¿Hay alguna pareja de compositores mejores? En mi opinion no... pero para opiniones colores, ¿no?
By Molete

6 comentarios:

nainnit dijo...

Vale, si me dices que estás ocupado porque te curras entradas como esta, te perdono.

¡Qué crack!

9

Anónimo dijo...

mientras exista la musica genial paraquepolemisar por grupos de musica

Anónimo dijo...

Recientemente se ha dado en Almería un curso de verano de la UAL titulado “Los Beatles, su música y su tiempo”. Así que, de nuevo Los Beatles cabalgan por Almería. Sesudos estudiosos del grupo y sumos profesores han venido a explicar en profundidad cuán excelsas son la música y la letra de las canciones de los Beatles. Dado que en todas las reseñas del acontecimiento aparecidas en la prensa, escrita o en internet, la tónica es laudatoria, creo que no viene mal una nota discordante, aunque solo sea para equilibrar la balanza.

Las grabaciones anteriores a 1966 y, más aún, las grabaciones piratas de sus actuaciones, demuestran que los Beatles fueron mediocres instrumentistas y unos pésimos cantantes. Y esta fue la causa de que, desde 1966 hasta su disolución, no pisaran nunca el escenario. Esta es la realidad, por mucho que se la quiera maquillar con afirmaciones tan surrealistas como la que aparece en cierta página WEB dedicada al grupo: ""agotados por las giras, las presentaciones, las intervenciones públicas, los homenajes, etc., the Beatles abandonan los conciertos en vivo a partir de 1966. Sus canciones también se habían hecho demasiado complejas para ser interpretadas en directo; por todo ello, se dedican a hacer discos"". Aunque parece un chiste, no lo es, y por lo tanto queda como “un cuento escrito por un idiota”, como diría Shakespeare, pues les hace más daño que bien, y con él se cumple el viejo dicho “La estulticia trabaja siempre en perjuicio propio”.

Las grabaciones posteriores al año 66 muestran, paradógicamente, a unos músicos excelentes y con dominio de numerosos instrumentos. Es del dominio público que el único instrumento que tocaban los cuatro era la guitarra, así que está claro que en esas grabaciones no tocan ellos y, además, todos los arreglos eran de George Martin, quien cumplía bien dadas las circunstancias Cuando el grupo se disuelve y cada uno de sus miembros hace su carrera independiente, nos encontramos nuevamente con unos solistas sin técnica instrumental ni vocal y hasta sin capacidad de invención melódica. No es difícil comprender lo que sucedió para que apareciesen hermosas canciones estupendamente interpretadas; y es que los componentes de The Beatles, guiados ya por la poderosa industria del disco, probablemente se limitaran a aparecer en portada de los discos y a cobrar los derechos de autor.

Hablamos, pues, de un grupo ‘musical’ que llegó a la fama actuando como intérpretes musicales sin necesidad de conocer los rudimentos de la música. Y en Almería, le han dedicado nada menos que un curso de universidad. ¿Y por qué; qué han hecho estos chicos por Almería?, se preguntará el lector sin prejuicios, supongo que asombrado. Nada especial, sólo que uno de ellos visitó la ciudad durante seis semanas en 1966 con motivo del rodaje de una película por los parajes de Tabernas y Cabo de Gata, y en esos días se inventó una de sus “más emblemáticas canciones”. En el curso universitario se habrá hablado de los otros tres componentes, pero es de suponer que habrá sido el “genial y mítico” Lennon el que se habrá llevado la parte del león. Si por lo menos su canción estuviese inspirada en o por la ciudad de Almería y se hubiese titulado, por ejemplo, “Cañillo Puerta Purchena forever” o “Desierto de Tabernas forever”, podríamos entender algo. Pero no, él se acordaba con nostalgia de su barrio de Liverpool y se decía “¿qué puñetas hago yo aquí en vez de estar en el rincón favorito de mi infancia, aquel campo de fresas?”. Sólo falta su estatua en el centro de la ciudad, sustituyendo a la de Nicolás Salmerón. Mas todo llegará, sólo hay que esperar a que se termine de restaurar aquella casa donde dormía y que, convertida en museo, tendrá una habitación a él dedicada.

Cuando se escriben y divulgan tantas hagiografías, suele ocurrir que de tanto repetir lo bueno, parece que lo menos bueno no existe, y da lugar a estados mentales de entrega incondicional, con lo que se confirma aquello que decía Helvecio: "El grado de espíritu necesario para complacernos es una medida bastante exacta del grado de espíritu que tenemos". Afirmar que “Los Beatles constituyeron sin lugar a dudas uno de los fenómenos artísticos más importantes e influyentes de la segunda mitad del siglo XX” , como ha dicho un conferenciante del curso (ver El Mundo del 19.07.06), es un disparate y un insulto a la inteligencia. Valga lo de “influyente”, pero lo de “artístico” es inadmisible. Parafraseando al filósofo que mejores páginas ha dedicado a la música, se puede afirmar de manera taxativa que la música de los Beatles es a la música lo que un ladrillo a un diamante.
En resumidas cuentas, el “fenómeno Beatles”, que ciertamente existe, no es un “fenómeno musical”, sino algo enmarcado dentro de un esquema categórico más amplio, en relación exclusivamente con la sociología de las masas. T. W. Adorno lo dijo bien claro: “La cultura masoquista de masas constituye el fenómeno imprescindible para que entre en acción la todopoderosa industria productiva, que deja al consumidor en la actitud del prisionero que ama su celda porque no le han dejado otra cosa a la que amar” . Y en este contexto, la música ligera no tiene otra salida que la de ser un producto malo y deficiente, pues tiene que constituirse en algo que agrade a todos. Arnold Schonberg lo vio así: “Si es arte, no es para todos; y si es para todos, no es arte”. Los promotores de la industria del disco también lo han visto así, solo que ellos actuaron y actúan con un pragmatismo brutal y alienante: creen al público tan mediocre que les parece necesario envilecer los objetos que se le destinan. En función de criterios comerciales, el promotor prostituye todo lo que pasa por sus manos, incluyendo la música en todos sus géneros y tipos. Particularmente en el caso de la música, como afirma Roland de Candé, “la industria proporciona un fondo musical espantosamente uniforme: uniformidad en el timbre (el de los altavoces mediocres; el oyente se habitúa al timbre del altavoz y acaba tomándolo por la realidad musical); uniformidad de matices (todo es o demasiado fuerte o demasiado débil); uniformidad de la expresión (los desperdicios del romanticismo musical); uniformidad de la escritura primaria y de los ritmos estereotipados; y uniformidad de una estética simplista, fundada en la adaptación grosera de un sistema caduco”.

Si antes he citado al periódico El Mundo, no le va a la zaga El País. Resulta que un profesor de inglés, musicófilo él, enseñaba este idioma incluyendo las letras de las canciones de Los Beatles en sus clases. Esta circunstancia de incluir textos conocidos por el gran público, que nos resulta a todos tan normal y hasta abundante en todas las academias de idiomas, al periódico El País le inspira (día 19.07.06) un titular a grandes letras que dice así “El Método Lennon de inglés”. Y ahí tenemos al mítico, al inigualable, al genio de la música John Lennon, convertido en creador de un método para aprender inglés. Es la estulticia de nuevo en acción, esta vez en forma de titular de prensa.

Quizás a algunos les parezcan duras estas palabras, pero creo que, ante la desproporción que existe entre los hechos (Los Beatles y su mediocridad paseando por Almería) y la respuesta de los responsables municipales (museo, curso en la UAL y otras exageraciones), alguien no condicionado tenía que hacer ver que “el rey va desnudo”. Que ese alguien sea una u otra persona es lo de menos. Lo importante es que lo que se afirma esté basado en argumentos propios de la lógica dialéctica que surge de los hechos probados y del principio de razón suficiente.

jsrh dijo...

@ el usuario anónimo (el segundo de ellos):

Ante todo, bienvenido al blog, un lugar libre en el que todo el mundo puede expresar lo que piensa, tanto para alabar a The Beatles como para criticarlos.

Gracias al gran amigo de todos nosotros que es el Google ya conocía este curso de Almeria (habia pensado en hacer alguna entrada al respecto, pero tampoco ví que hubiera mucho que decir...)

Es muy respetable que opines que The Beatles no cantaran bien para tu gusto o que fueran "pésimos instrumentistas" (si tocas la guitarra y algún día intentas tocar aunque sea "Yesterday" verás que no eran tan pésimos), pero lo que sí que no es verdad es que dejasen de tocar "porque tocasen mal". The Beatles dejaron de ofrecer conciertos en vivo por el simple hecho de que es muy dificil tocar sin escuchar lo que tocas (o lo que tocan tus compañeros del grupo) y esto es lo que les sucedía a ellos, ya que los gritos de los (las, en mayor medida) fans les impedía oírse. Si vieras algún documental de alguna de las giras de The Beatles verías al ritmo al que eran sometidos los cuatro de Liverpool a los que tanto odias... teniendo ingresos multimillonarios por la venta de los discos, cualquier ser humano renunciaría al estrés de tocar en conciertos día sí día también. La mayor complejidad de sus composiciones es consecuencia del dejar de tocar en conciertos, y no al revés, como erróneamente apuntas.

The Beatles eran un grupo bastante versátil y todos sus miembros (desconozco si Ringo también)sabían tocar al menos dos instrumentos (si no más); Paul, por ejemplo, tocaba el bajo, el piano, la guitarra... George la guitarra y el sitar (e incluso una campana de bomberos en "Everybody has got something to hide except me and my monkey").

Sobre el tema de las esculturas de Almería sugiero que hables con el alcalde, pues poco sé yo sobre el tema... No digo que quiten la estatua del tal Salmerón, pero quizás una estatua de Lennon no estaría mal, ya que Almería puede presumir de haber tenido por sus calles (aunque fuera por tan solo dos semanas) a uno de los mayores genios de la historia de la música, que es lo que es Lennon aunque a alguien le pueda pesar.

Estoy de acuerdo en que lo de "El método Lennon" para aprender inglés es algo desmesurado, ya que el mismo inglés se puede aprender con The Beatles que con las canciones de Britney Spears, pero de esto JL no tiene la culpa.

Cuando estás lejos de tu hogar es normal recordarlo con nostalgia, por ello no se porqué te extraña tanto que hiciera una canción a Strawberry Field en lugar de a la ciudad de Almería... ¿resentimiento por tu parte quizás? Si Lennon hubiese compuesto una canción así en mi ciudad me sentiría orgulloso, pero bueno, la mía es una simple opinión, tan respetable como la tuya.

Nada más que decir, simplemente que The Beatles fueron unos grandes genios que, como tales, no dejan ni siquiera hoy indiferente a nadie (como prueba tu entrada) y que, pese a tus afirmaciones sin argumento, componían sus propias (grandes canciones. ¡Por cierto! Me ha resultado gracioso ver este mismo "artículo en este link...

http://www.muzikalia.com/foro_leermensajes.php?ref_foro=1&ref_mensaje=8360&numero=271&paginaanterior=28

¿Copiar/pegar, quizás? Saludos, nos leemos!

Colibrí Lillith dijo...

Gran pareja Lennon y McCartney, sí señor. El único inconveniente es que este dúo llegó a dar algo de sombra a los otros dos componentes, tan interesantes como John y Paul.

Me ha gustado el pequeño repaso a grupos y parejas de compositores, el mundo de la música está lleno de genios :)

Dr Infarto dijo...

¿El tal Salmerón? Fue presidente de la Primera República Española.

Por cierto, hoy día tenemos la Estatua de John, la de Nicolás y la de Padilla, y alguna más que vendrá.

PD: El curso de verano del año pasado estuvo de puta madre y compadezco al que se lo perdiera.