martes, marzo 13, 2007

Give me money

SONY compra los derechos del grupo

Corría el año 1985, cinco años atrás Michael Jackson, negro aún, cantó una canción escrita por McCartney. Girlfriend, pista número 6 del LP "Off The Wall", una canción lenta escrita por Paul a petición del pequeño de los hermanos Jackson no pasó del número 41 en las listas inglesas. Michael no era aún el "rey del pop". sino que aún se estaba despegando de su anterior grupo, el que le había hecho saborear las mieles del éxito (y, sobretodo, del sacrificio) junto a sus hermanos.

La amistad de Michael y Paul creció hasta el punto de que realizaron algunos duetos como "The Girl Is Mine (1982)" (primer single del superventas de Jacko "Thriller") o "Say, Say, Say (1983)", incluída en el LP "Pipes Of Peace", de Macca (en el video se puede ver el videoclip, en el que hacen de estafadores).


Esta amistad se fue a pique en el 1985, cuando Michael, en el zénit de su carrera musical, decidió adquirir los derechos de autor de las canciones de su grupo preferido: The Beatles. Esta compra no sentó nada bien al bajista zurdo.

Poco hay que decir sobre la televisada vida del desteñido cantante, ya que sus escándalos y excentricidades han sido seguidas muy de cerca por una prensa deseosa de escándalos con los que lucrarse. Finalmente, y tras muchas especulaciones al respecto, Michael ha tenido que vender los derechos por 1.500 millones de dólares para sufragar las deudas contraídas por su lujoso estilo de vida y las múltiples denuncias por acoso sexual a menores.

Quizás este cambio de manos sirva para que salgan nuevos CDs de rarezas y recopilaciones varias. Y es que la SONY tendrá que amortizar el gasto...

By JSRH

1 comentario:

1967 dijo...

Que bien suena eso de "rarezas"... Ojalá sea así